top of page

El aguacate, fruto del aguacatero (Persea americana), pertenece a la familia de las lauráceas, formada por plantas leñosas que crecen en climas cálidos. Su origen se sitúa en Centroamérica, en las zonas de México, Guatemala y las Antillas, pero los de la huerta Ubuntu  los cultiva Oscar y Alejandra en su campo de Gandia. 

A temperatura ambiente los aguacates maduran en 3 o 4 días. Un truco para acelerar el proceso se pPara que el fruto madure completamente debe dejarse unos días en un lugar oscuro a entre 15 y 24 ºC, pero no hay que introducirlo en la nevera antes de que madure, ya que esto lo daña e impide que lo haga.ueden introducir en una bolsa de papel junto a una manzana o un plátano.

 

AGUACATE HASS

SKU: 0006
6,40 €Precio
  • El nombre del aguacate deriva del azteca ahuacatl, que significa "testículo", seguramente debido a su forma, y de ahí su fama como afrodisiaco.

    Los españoles la denominaron "pera de las Indias". Tiene, en efecto, forma de pera, piel dura y oscura, y alberga en su interior una única semilla redonda y de gran tamaño. La pulpa es cremosa, de color verde o amarillo pálido, con un sabor que recuerda a la avellana.

    El aguacate es una fruta muy singular, con unas características únicas que lo convierten en un excelente aliado en la cocina.

    Aporta untuosidad y consistencia a muchas recetas, y puede utilizarse indistintamente en la preparación de postres dulces y platos salados, ya sea como fruta o como hortaliza.

    Utilizar el aguacate en la cocina resulta muy sencillo, pero tiene el inconveniente de que la pulpa se oxida con facilidad al contacto con el aire.

    Al existir tantas variedades con diferentes épocas de recolección, el aguacate puede encontrarse en el mercado tanto en invierno como en verano. 

    La composición del aguacate lo convierten en un alimento extraordinario que tiene cada día más seguidores.

    Las propiedades del aguacate son múltiples:

    Lo más curioso nutricionalmente del aguacate es que siendo una fruta fresca su principal componente no son los hidratos de carbono, sino las grasas, que constituyen el 23% de su peso.

    Y lo mejor es que son grasas del tipo más sano: monoinsaturadas, como las del aceite de oliva.

    Como otros alimentos grasos, destaca sobre todo por su vitamina E, que protege la membrana de las células y su núcleo, que puede prevenir el desarrollo de enfermedades degenerativas como el cáncer. Unos 100 g de aguacate procuran el 25% de la que se precisa al día.

    También aportan el 22% de las necesidades diarias de vitamina C, un poco de provitamina A y una variedad de minerales (potasio, calcio, magnesio, fósforo, hierro, cobre y cinc).

bottom of page